Controla los nervios en tus presentaciones -
18403
post-template-default,single,single-post,postid-18403,single-format-standard,qode-social-login-1.0,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

Controla los nervios en tus presentaciones

Hay una pregunta que siempre se repite en mis talleres sobre Presentaciones Productivas: ¿qué puedo hacer para evitar los nervios a la hora de hacer una presentación? La respuesta que doy es siempre la misma: Nada. O mejor dicho, podrás hacer muchas cosas, pero ninguna de las que hagas conseguirán quitarte los nervios…al 100%.

Todos las personas que impartimos formación, damos conferencias o realizamos presentaciones sentimos nervios al comenzar, y eso, lejos de ser malo, es bueno y útil:

 

  • Porque te mantiene alerta, atento y predispuesto.
  • Porque te obliga a llevar bien preparada tu exposición para no caer en la vergonzosa situación de quedarte en blanco y no decir nada.
  • Cuando estás nervioso, tus sentidos se agudizan y por tanto eres capaz de captar mas cosas

 

El problema viene cuando esos nervios se convierten En paralizantes y no te dejan desplegar tus capacidades. Mucha gente sufre situaciones de esas e incluso llega a cogerle miedo a hablar en publico. De hecho, el 75% de la población española no se siente cómoda cuando tiene que ponerse a hablar delante de otras personas.

Si bien al principio decía que no se puede hacer nada para quitarte completamente los nervios, si que se pueden usar algunos truquitos para tratar de controlarlos:

 

  • Piensa en positivo: O lo que es lo mismo, aleja de ti todos los pensamientos negativos. Si piensas que te va a salir mal, seguro que te sale mal… Por el contrario, visualízate haciendo una presentación brillante, en la que el publico queda encantado y todos te sonríen agradecidos por hacerles pasar un buen rato.

 

  • Controla la respiración: Antes de empezar, haz una inspiración profunda, pero sin llegar a llenar tus pulmones, contén la respiración 9 segundos y después suelta poco a poco el aire… Verás como notas una mayor sensación de tranquilidad y relajación.

 

  • Pasa de tu cuerpo: Si te tiemblan las piernas, te sudan las manos, o tienes la garganta seca… no le des mas importancia! Aunque tu creas que todo el mundo se está dando cuenta, es muy probable que tu seas la única persona que lo esté percibiendo así que, no le des más importancia y céntrate en lo importante.

 

  • Prepárate bien tu presentación: Este es truco más importante… Si controlas la materia de la que vas a hablar, conoces bien la estructura de lo que vas a contar, sabes en qué momento va cada cosa… Todo eso te da seguridad en ti mismo y te ayudará a mostrarte mucho mas convincente. El 80% del éxito de tu presentación está en una buena preparación.

 

¿Quieres mejorar tu capacidad de hablar en público y hacer presentaciones que lleguen de verdad? Solicita información de nuestros cursos

 

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.