5 pasos para convencer con tu presentación -
18417
post-template-default,single,single-post,postid-18417,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

5 pasos para convencer con tu presentación

Hace unos días me sorprendí a mi mismo viendo un canal tipo Teletienda. Bueno, realmente, estaba viendo una peli en ese canal, pero cuando acabé no apagué la televisión, me puse a juguetear con el móvil y empezó este programa que os digo. Nunca he comprado nada por un canal de televisión (y espero no caer nunca en la tentación) pero lo que sí que es cierto es que tienen una espectacular capacidad de comunicación y persuasión. ¿Cómo es posible si no, que aunque no necesites para nada un banco de abdominales, el locutor sea capaz de tenerte pegado a la pantalla durante varios minutos e incluso te hagan dudar de si comprarlo?

La clave está en el uso de una vieja técnica de persuasión, muy efectiva y que es perfectamente trasladable a tus presentaciones. Esta técnica consta de 5 pasos que yo llamo ansoba:

 

Llama la Atención: Hay muchas maneras de hacerlo, pero para mi la mejor de todas es lanzar preguntas. Cuando preguntas a tu audiencia, conectas con ella de manera inmediata. Eso sí, es importante que la pregunta esté bien formulada, genere expectación y tenga relación con el tema a exponer. Da igual que la pregunta sea retórica o que realmente esperes respuesta: Lánzalas!! ¿Preguntas como “¿Sabéis porqué….?” o “¿A cuantos de vosotros…?” suelen funcionar muy bien. Además, las técnicas de apertura que escribí en este post el otro día te pueden servir de ayuda.

Plantea una Necesidad: Muchas veces esa necesidad ya está ahí, pero hace falta que nos den un empujoncito para ser realmente conscientes de ello. Cuenta a tu audiencia cuál es el problema que está delante de ellos y cómo les está afectando. Ábreles los ojos a la realidad. No es mala idea poner algún ejemplo real de esa necesidad y si puedes apoyarte en algún testimonio o frase que respalde tus argumentos, genial!.

Propón una SOlución: Ahora los tienes expectantes porque les has ayudado a ver que tienen una necesidad clara y seguramente quieren resolverla. Es tu gran momento, dales la medicina que ellos quieren, la que necesitan desesperadamente. Se claro, firme y directo. Tú sabes lo que quieren y tú sabes cómo resolverlo. Si te están escuchando, si han decidido invertir su tiempo en estar contigo y prestarte atención hasta ese momento, seguro que quieren esa solución que les acabas de plantear así que no seas tímido y a por ellos!!

Muestra el Beneficio: Por si acaso no les convences de primeras, déjales claro todo lo bueno que van a conseguir con tu solución, o todo lo malo que va a dejar de pasarles. Utilizar ejemplos de personas o situaciones en las que tu solución/ propuesta / producto ha resultado un éxito, es un buen truco que puedes añadir a tu repertorio. Vende tu idea, tu producto, tu propuesta, pero eso sí, con pasión, tú tienes que ser el primer convencido y si no lo estás, la audiencia lo notará.

Llévales a la Acción: Por último, de nada sirve todo lo anterior si finalmente no consigues que la audiencia mueva ficha. Anímales, rétales, proponles un cambio, pero que hagan algo. Muchas veces, dejar preguntas retadoras en el aire funciona bien (esa es otra de las técnicas que utilizo muy a menudo…).

Te invito a que des un repaso a estos cinco pasos cada vez que quieras convencer a tu audiencia en tus presentaciones. Con un poco de práctica, te saldrán solos y te convertirás en un experto comunicador. Y si te va muy bien, hasta puedan contratarte

No hay comentarios

Publicar un comentario